RECUERDO INFANTIL

Una tarde parda y fría
de invierno. Los colegiales
estudian. Monotonía
de lluvia tras los cristales.

Es la clase. En un cartel
se representa a Caín
fugitivo, y muerto Abel,
junto a una mancha carmín.

Con timbre sonoro y hueco
truena el maestro, un anciano
mal vestido, enjuto y seco,
que lleva un libro en la mano.

Y todo un coro infantil
va cantando la lección:
«mil veces ciento, cien mil;
mil veces mil, un millón».

Una tarde parda y fría
de invierno. Los colegiales
estudian. Monotonía
de la lluvia en los cristales.

UN POCO DEHISTORIA

INSTIPATIOEl actual instituto Antonio Machado comenzó siendo un colegio de Jesuitas allá por el año 1585 aunque un posterior incendio en 1740 lo destruyó. Durante los años siguientes pasó de ser fábrica de hilados, a colegio, cuartel y hospital de tropas. En 1840 se produce la apertura del colegio como centro educacional llamado entonces Universidad Catalina y 7 años más tarde será ya el Instituto de Soria, hoy Instituto Antonio Machado

ANTONIO MACHADO

aulamachadomesaLlega en 1907, para tomar posesión del cargo. Es Mayo, y para favorecer al profesor suplente del instituto renuncia a lo que queda del curso hasta el nuevo periodo académico. Imparte clases de Lengua Francesa hasta 1912 fecha en la que abandona Soria. Es un profesor bueno y amable, aprueba a todos sus alumnos, e intenta desarrollar en ellos una inquietud por aprender con un tratamiento personalizado, sentándose en muchas ocasiones al lado de los alumnos en un tratamiento de igual. Lo importante para él no son las palabras o conceptos, sino que el alumno aprenda a pensar.

 

PROVERBIOS Y CANTARES

institutosubidaIV

Nuestras horas son minutos
cuando esperamos saber,
y siglos cuando sabemos
lo que se puede aprender.

VIII

En preguntar lo que sabes
el tiempo no has de perder…
Y a preguntas sin respuesta
¿quién te podrá responder?

Placa/Homenaje. Plaza del Vergel
Placa/Homenaje. Plaza del Vergel

XIII

Es el mejor de los buenos
quien sabe que en esta vida
todo es cuestión de medida:
un poco más, algo menos…

XXIII

Busto a Machado. Plaza del Vergel
Busto a Machado. Plaza del Vergel

No extrañéis, dulces amigos,
que esté mi frente arrugada:
yo vivo en paz con los hombres
y en guerra con mis entrañas.

XXVI

Entrada al centro. Calle  Instituto, 10-12.
Entrada al centro. Calle Instituto, 10-12.

Poned sobre los campos
un carbonero, un sabio y un poeta.
Veréis cómo el poeta admira y calla,
el sabio mira y piensa…
Seguramente, el carbonero busca
las moras o las setas.
Llevadlos al teatro
y sólo el carbonero no bosteza.
Quien prefiere lo vivo a lo pintado
es el hombre que piensa, canta o sueña.
El carbonero tiene
llena de fantasías la cabeza.

XXX

Hacia el aula Antonio Machado.
Hacia el aula Antonio Machado.

El que espera desespera,
dice la voz popular.
¡Qué verdad tan verdadera!
La verdad es lo que es,
y sigue siendo verdad
aunque se piense al revés.

XLIV

Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre la mar.

Entrada al Aula
Entrada al Aula
Interior del aula Antonio Machado
Interior del aula Antonio Machado
Ventanales del aula
Ventanales del aula

aulamachadomesa

Acta de notas firmada por Antonio Machado
Acta de notas firmada por Antonio Machado correspondiente al curso 1908-1909(Pulsar sobre la imagen para ampliar)
4º-  Hacer constar la satisfacción
4º- Hacer constar la satisfacción del Claustro por el ingreso en este Centro de los Sres. Machado, Castreño y Pina y el sentimiento por la salida del mismo, del Sr. D. Juan Gil.
(Pulsar sobre la imagen para ampliar)